Nuestras especialidades

Cirugía Maxilofacial

La IAOMS (International Association of Oral & Maxillofacial Surgeons) define la Cirugía Oral y Maxilofacial como una especialidad quirúrgica que incluye el diagnóstico, cirugía y tratamientos relacionados de un gran espectro de enfermedades, heridas y aspectos estéticos de la boca, dientes, cara, cabeza y cuello.

Endodoncia

Es una rama de la odontología que se preocupa de la etiología, diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades de la pulpa dentaria.

En un tratamiento de endodoncia o de conducto, se realiza una desinfección del sistema de conductos radiculares y un sellado hermético de ellos, permitiendo con esto, la posterior rehabilitación de la pieza dentaria y por supuesto la permanencia de dicha pieza dentaria en la boca.

Endodoncia

Es una rama de la odontología que se preocupa de la etiología, diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades de la pulpa dentaria.

En un tratamiento de endodoncia o de conducto, se realiza una desinfección del sistema de conductos radiculares y un sellado hermético de ellos, permitiendo con esto, la posterior rehabilitación de la pieza dentaria y por supuesto la permanencia de dicha pieza dentaria en la boca.

Implantología

Es una especialidad de la odontología que trata de la planificación, colocación y mantenimiento de los implantes dentales. El implante osteointegrado se coloca en el hueso maxilar con la finalidad de restituir los dientes perdidos, logrando una unión directa tanto funcional como estructural entre el hueso y la superficie del implante.
Consisten en tornillos de titanio que han sido sometidos a un tratamiento especial en su superficie para permitir la oseointegración al hueso, apto para ser implantado en el cuerpo humano.

Los implantes dentales han sido una revolución, ya que sirven como una herramienta más en beneficio de la rehabilitación oral. Los implantes oseointegrados han venido a mejorar en forma significativa la calidad de vida de personas que, por ejemplo, son portadoras de prótesis removibles totales, en donde con la simple colocación de dos implantes podemos retener un poco más las prótesis sin que tengan que depender de adhesivos. Del mismo modo y si las condiciones del paciente lo permiten se pueden colocar más implantes permitiendo a estos pacientes usar una prótesis fija (que no se saca), devolviendo la capacidad masticatoria y estética perdida, tal vez desde hace muchos años. Del mismo modo, los implantes pueden sustituir alguna pieza o piezas dentarias sin la necesidad de realizar un puente como era antiguamente.

Sin embargo es importante mencionar que la instalación de un implante también podría convertirse en algo muy desilusionante si no se consiguen los resultados esperados. Por lo mismo es importante un muy buen diagnóstico inicial y una exhaustiva planificación del procedimiento para así no tener sorpresas y estar en total conocimiento de lo que es posible o no lograr.

Hoy en día, es un requisito en la mayoría de los casos tener un scanner o cone beam que nos permite poder en un computador planificar toda la cirugía y poder cuantificarcuánto tejido óseo tiene el paciente sin haber hecho ningún procedimiento sobre este. Por ende es muy importante que este estudio sea realizado por un profesional calificado y con vasta experiencia en el tema.

Odontopediatría

Nos orientamos hacia la educación, prevención y tratamiento de las enfermedades bucales en niños, niñas y adolescentes.

Uno de los principales objetivos en la odontopediatría es prevenir la aparición de alguna alteración en los dientes, encías o maloclusión (de mordida) existentes en el desarrollo del niño y ser corregidas oportunamente.

La primera visita al dentista es una experiencia de gran importancia, ya que de esto dependerá su actitud frente a futuras atenciones, incluso de adulto. Por ello se recomienda que sea lo más temprano posible, de tal manera que, de detectar un problema, se trate de manera precoz evitando acciones más invasivas.

Odontopediatría

Nos orientamos hacia la educación, prevención y tratamiento de las enfermedades bucales en niños, niñas y adolescentes.

Uno de los principales objetivos en la odontopediatría es prevenir la aparición de alguna alteración en los dientes, encías o maloclusión (de mordida) existentes en el desarrollo del niño y ser corregidas oportunamente.

La primera visita al dentista es una experiencia de gran importancia, ya que de esto dependerá su actitud frente a futuras atenciones, incluso de adulto. Por ello se recomienda que sea lo más temprano posible, de tal manera que, de detectar un problema, se trate de manera precoz evitando acciones más invasivas.

Ortodoncia

Nos especializamos en el diagnóstico, prevención y tratamiento de las anomalías de forma, posición, función y relación de las estructuras dentarias y maxilofaciales, llamadas maloclusiones.

Antes de comenzar un tratamiento ortodóncico, es requisito que el paciente se encuentre en un buen estado de salud bucal, por lo que es indispensable que primero sea evaluado por el odontólogo.

Periodoncia

Tratamos las patologías que afectan a los tejidos que rodean y dan soporte al diente: encía, ligamento periodontal, hueso alveolar y cemento radicular.

Cuando se acumula placa bacteriana alrededor de los dientes, se produce gingivitis que es la inflamación de la encía, que se manifiesta principalmente por sangrado al cepillar los dientes, al pasar la seda dental o en forma espontánea.

Cuando la gingivitis no se trata, se pueden ver afectados los tejidos más internos que sostienen al diente, produciéndose periodontitis que se manifiesta con pérdida de hueso, movilidad dentaria e incluso, pérdida de los dientes.

Periodoncia

Tratamos las patologías que afectan a los tejidos que rodean y dan soporte al diente: encía, ligamento periodontal, hueso alveolar y cemento radicular.

Cuando se acumula placa bacteriana alrededor de los dientes, se produce gingivitis que es la inflamación de la encía, que se manifiesta principalmente por sangrado al cepillar los dientes, al pasar la seda dental o en forma espontánea.

Cuando la gingivitis no se trata, se pueden ver afectados los tejidos más internos que sostienen al diente, produciéndose periodontitis que se manifiesta con pérdida de hueso, movilidad dentaria e incluso, pérdida de los dientes.

Prótesis Fija

Cuando un diente presenta pérdida de estructura muy extensa, ya sea por caries o por una fractura, muchas veces, la reconstrucción se realiza mediante una prótesis fija o “corona”. En donde el remanente dentario es tallado y sobre este se cementa una prótesis fija (popularmente conocidas como “fundas”).

En un principio solamente existían las coronas de metal-acrílico que luego evolucionaron a metal-porcelana. Si bien aún sigue siendo el tratamiento más común en prótesis fija, actualmente los pacientes están optando cada vez más por coronas sin metal, principalmente en el sector anterior de la boca, ya que tienen la misma durabilidad, son estéticamente mucho más naturales y principalmente se evita la molesta línea oscura que aparece en las coronas tradicionales cuando la encía se recoge y se expone el metal.

Hay diversos tipos de coronas sin metal, cada una con su indicación específica que debe ser evaluada por el rehabilitador para indicar la más adecuada para cada paciente.

Existen también las prótesis fijas plurales o “puentes” que se realizan cuando faltan algunas piezas dentarias y se desgastan los dientes vecinos para hacerles fundas y reemplazar los dientes que faltan, por ejemplo, para reponer un diente perdido hay que desgastar los dos dientes vecinos y muchas veces hacerles también una endodoncia o “tratamiento conducto”.

Hoy en día, con la tecnología existente, si bien todavía están vigente los puentes, cada vez más los pacientes deciden recuperar los dientes perdidos en base a implantes oseointegrados y así no tocar ni desgastar dientes vecinos que muchas veces están completamente sanos y sin caries.

Prótesis Removible

Los pacientes frecuentemente consultan por piezas dentarias perdidas recientemente o hace mucho tiempo por caries, traumas o enfermedad periodontal. Una de las alternativas más económicas son las prótesis removibles.

Las prótesis son aparatos, cuya función es suplir las piezas dentarias perdidas, para restablecer la función masticatoria y fonética, ayudando a mejorar la estética del paciente.

Existen prótesis removibles totales y parciales:

Prótesis removibles totales Son de acrílico y están indicadas en aquellos pacientes totalmente desdentados, donde se incluyen todas las piezas dentarias. La principal dificultad en estos tratamientos es conseguir una buena retención y estabilidad que permita un buen funcionamiento masticatorio y fonético.

Prótesis removibles parciales Pueden ser metal-acrílicas o solamente acrílicas, y están indicadas en aquellos pacientes parcialmente desdentados. Mediante este tipo de prótesis se protegen las mucosas de los rebordes residuales, evitando el desplazamiento vertical y horizontal de los dientes remanentes y se distribuyen equitativamente las fuerzas masticatorias. Estas prótesis se soportan en la mucosa de los rebordes y en los dientes remanentes. A veces las fuerzas generadas sobre la mucosa y los dientes que soportan la prótesis pueden ser bastante altas, generando atrofia del reborde y pérdida de soporte de los dientes. Además, muchas veces los retenedores (“ganchos”) son visibles, lo cual afecta la estética. La instalación de una prótesis removible requiere de un periodo de adaptación del paciente, en el que debe acostumbrarse a portar la prótesis, a comer con ella, a hablar con ella y debe realizar los controles con el odontólogo para realizar los ajustes que sean necesarios.

A pesar de las dificultades de este tratamiento, sigue siendo una de las alternativas más económicas o donde por razones clínicas y aspectos médicos (enfermedades sistémicas) no está indicado otro tratamiento.

Cualquier tratamiento odontológico requiere de un control posterior periódico y de un compromiso de cuidado por parte del paciente, por lo que es necesario que exista una excelente higiene tanto de la prótesis como de la boca del paciente, siguiendo las indicaciones dadas por el profesional.

Prótesis Removible

Los pacientes frecuentemente consultan por piezas dentarias perdidas recientemente o hace mucho tiempo por caries, traumas o enfermedad periodontal. Una de las alternativas más económicas son las prótesis removibles.

Las prótesis son aparatos, cuya función es suplir las piezas dentarias perdidas, para restablecer la función masticatoria y fonética, ayudando a mejorar la estética del paciente.

Existen prótesis removibles totales y parciales:

Prótesis removibles totales Son de acrílico y están indicadas en aquellos pacientes totalmente desdentados, donde se incluyen todas las piezas dentarias. La principal dificultad en estos tratamientos es conseguir una buena retención y estabilidad que permita un buen funcionamiento masticatorio y fonético.

Prótesis removibles parciales Pueden ser metal-acrílicas o solamente acrílicas, y están indicadas en aquellos pacientes parcialmente desdentados. Mediante este tipo de prótesis se protegen las mucosas de los rebordes residuales, evitando el desplazamiento vertical y horizontal de los dientes remanentes y se distribuyen equitativamente las fuerzas masticatorias. Estas prótesis se soportan en la mucosa de los rebordes y en los dientes remanentes. A veces las fuerzas generadas sobre la mucosa y los dientes que soportan la prótesis pueden ser bastante altas, generando atrofia del reborde y pérdida de soporte de los dientes. Además, muchas veces los retenedores (“ganchos”) son visibles, lo cual afecta la estética. La instalación de una prótesis removible requiere de un periodo de adaptación del paciente, en el que debe acostumbrarse a portar la prótesis, a comer con ella, a hablar con ella y debe realizar los controles con el odontólogo para realizar los ajustes que sean necesarios.

A pesar de las dificultades de este tratamiento, sigue siendo una de las alternativas más económicas o donde por razones clínicas y aspectos médicos (enfermedades sistémicas) no está indicado otro tratamiento.

Cualquier tratamiento odontológico requiere de un control posterior periódico y de un compromiso de cuidado por parte del paciente, por lo que es necesario que exista una excelente higiene tanto de la prótesis como de la boca del paciente, siguiendo las indicaciones dadas por el profesional.

Rehabilitación Oral

La Rehabilitación Oral es la especialidad de la Odontología encargada de realizar el diagnóstico y el plan de tratamiento ordenado e integral para devolver a pacientes de mediana y alta complejidad una estética dental óptima y una adecuada función masticatoria.

Para lograrlo realizamos procedimientos como son Operatoria, Prótesis Removible, Prótesis Fija e Implantes Oseointegrados, y además trabajamos en equipo con otras especialidades como son Oclusión, Periodoncia, Radiología, Ortodoncia, Cirugía Maxilofacial y tratamientos de kinesiología si fuese necesario.